Unos ratones traviesos
  
Share this book    
Había una vez una preciosa casa de muñecas que pertenecía a Lucinda y Juanita.  En la casa todo era diminuto: hasta las comidas, que eran todas de juguete, eran réplicas perfectas de la comida de verdad. Un día, cuando Lucinda y Juanita no estaban en casa, un matrimonio de ratones, Pulgarcito y Jancamanca, decidieron entrar a buscar algo de comer; pero se llevaron una buena sorpresa.  ¿Os gustaría saber lo que les pasó a los ratoncitos?  Pues escuchad este Audiocuento, y lo sabréis.
Show more