El ordenador ha llegado a ser el pasatiempo preferido de los niños de entre 10 y 15 años, por delante de la televisión. Dedican muchas horas a chatear, realizar búsquedas para sus trabajos escolares, enviar mails o jugar en línea… Para poder disfrutar plenamente de esta magnífica herramienta, uno tiene que saber administrar su tiempo. Pero los adolescentes tienen una tendencia natural al exceso y ciertas dificultades para separarse de una pantalla hipnótica… Deberían ser los padres quienes los ayudaran y quienes conocieran el uso que sus hijos hacen de Internet; sin embargo, la gran mayoría de ellos declaran que lo desconoce. Este libro da importantes consejos para administrar esta nueva herramienta que ha invadido la vida familiar. Así responde a cuestiones tales como: Cómo prevenirlos con respecto a las webs violentas o pornográficas, o las malas influencias. ¿Y si están enganchados a los videojuegos?. Cómo establecer límites razonables. ¿De qué manera se debe actuar frente a esta herramienta que, a menudo, dominamos menos que ellos?
Show more